No fue fácil escribir esta crónica, miles de preguntas, cientos de ideas, varios ánimos y desánimos a los que me tuve enfrentar cuando la estaba haciendo, muchas cosas transitaban por mi cabeza y cada vez me abrumaba, lo que causaba que no avanzara en este relato, cuando me formularon el trabajo, lo único que sabia es que tenia que ser genial y mientras me encontraba un sábado por la tarde en Transmilenio encontré la luz después del túnel.

-Loco por verla rodar-

No fue fácil escribir esta crónica, miles de preguntas, cientos de ideas, varios ánimos y desánimos a los que me tuve enfrentar cuando la estaba haciendo, muchas cosas transitaban por mi cabeza y cada vez me abrumaba, lo que causaba que no avanzara en este relato, cuando me formularon el trabajo, lo único que sabia es que tenia que ser genial y mientras me encontraba un sábado por la tarde en Transmilenio encontré la luz después del túnel.